¿QUÉ HACEMOS?

Estudiar matemáticas, para aprender, comprender, transmitir, y tal vez resolver, las que son importantes por (1) su belleza, (2) su dificultad, (3) el consenso de los especialistas; no fíamos nosotros la importancia en sus aplicaciones (aunque seguro que las tendrán). Y, por supuesto, lo que realmente hacemos es disfrutar de esas hermosas matemáticas: nos atraen, nos entusiasman, nos parecen la mejor actividad a la que dedicarnos.

¿CÓMO VALORAMOS NUESTROS RESULTADOS?

Por los mismos criterios (1), (2) y (3). Sobre todo creemos que la belleza es primordial. Garantía inevitable: publicaciones (mejor pocas y con sustancia) en revistas de calidad de nuestra lista de impacto (e.g. Crelle es mucho más importante que otras que la preceden en algunas listas oficiales). Las demás cosas –congresos, gestión, viajes, visibilidad internacional– son consecuencia, son necesidad, pero no garantía, ni nunca objetivo.

¿ES ESTO LO QUE HAY QUE HACER?

Por estar convencidos es lo que hacemos. Bien que no es un enfoque de moda, no aducimos aplicabilidad. En realidad no creemos en la existencia de la Matemática Aplicada. Lo que hay es matemática buena y matemática mala. Tal vez haya matemáticos aplicados..., pero eso no garantiza que hagan buenas matemáticas. Tampoco hay que renegar de las modas. Incluso pueden ser beneficiosas, aunque inestables per se; pero en rigor nunca deben ser excluyentes, ni descalificadoras de lo demás. Pero es una realidad que aceptamos: no estamos a la última los matemáticos despreocupados de la aplicabilidad (aunque estamos seguros de que las buenas matemáticas a las que aspiramos serán siempre las más importantes también desde el punto de vista utilitarista).

¿QUÉ ALEGAMOS AL FIN?

Como uno de esos matemáticos que no estamos a la última me permito citar a los que sí lo están unas líneas célebres que me parecen resumir poéticamente la situación.

I've seen things you people wouldn't believe. Attack ships on fire off the shoulder of Orion. I watched C-beams glitter in the dark near Tannhäuser Gate. All those moments will be lost in time like tears in rain.

Y los que conocen la cita comprenden por qué no incluyo las últimas tres palabras. En fin, aunque la frase
Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia...
es verdaderamente hermosa, esperemos que sólo exprese un temor que nos salvaguarde de su cumplimiento, porque por encima de todas las cosas

LAS MATEMÁTICAS SON BELLAS.
LAS MATEMÁTICAS SON UN ARTE QUE ELEVA EL ESPÍRITU HUMANO.
¿QUÉ MÁS NECESITAMOS?